17 enero, 2012

“Entiendo el textil como la arquitectura y la moda como la decoración”


“Entiendo el textil como la arquitectura y la moda como la decoración”. Así lo afirmó José María García-Planas, empresario y consultor textil, durante la conferencia que impartió el viernes 13 de enero a los alumnos del Máster.

Miembro del Consejo Asesor de ISEM, comenzó su discurso presentándose y narrando su historia: “Soy un trabajador nato, un proletario de este mundo fascinante que es el sector de la moda. No me considero un experto, pues lo que en un momento sabes, al instante siguiente ya ha cambiado”, aseguró. Y añadió que “lo importante es estar al día de lo que está sucediendo”.

Tras una trayectoria como deportista profesional, García-Planas decidió dejar el deporte para introducirse en el negocio familiar como la quinta y última generación de una empresa perteneciente al sector textil. Una de las características de dicha empresa fue la innovación, siendo de las primeras en comenzar su internacionalización en Venezuela, hace ya más de 50 años. “Pero poco a poco el negocio dejó de ir bien, comenzó a desaparecer el oficio textil en España y, con él, la empresa. Entonces tuve que tomar una de las decisiones más difíciles de mi vida: cerrar para reinventarme”.

A raíz de esa experiencia, el empresario decidió crear ARTEXTIL,  un laboratorio textil cuyo objetivo es aportar al sector un valor diferencial en cuanto a investigación y cuidado del proceso creativo: “Lo  que quiero transmitiros es la importancia de aprender de los fracasos, de dar alas a nuestra ambición. La crisis es la gran oportunidad”.

Un sector clave en la industria de la moda

“Muchos diseñadores de prestigio le deben su éxito a un tejido. Coco Chanel es recordada por el tweed; Armani inventa uno para adaptar el traje a las señoras; Fortuny destaca por su plisado; y Prada coge tejidos de nailon y los lleva a la indumentaria”, aseveró. Aunque puntualizó que “esto ya no es así, puesto que muchas veces el valor de un diseño no se encuentra ahora en la materia, sino en el envoltorio”.

Para finalizar, dio algunos consejo a los alumnos: “Tened en vuestra cabeza el eslogan ‘Piensa globalmente, actúa localmente’” o “animaros a compartir un proyecto y a hacer un camino acompañados”.