18 junio, 2013

“La ‘casualización’ ha aportado mucho a la moda de hombre”, afirma el director corporativo de Grupo Cortefiel


- Ignacio Sierra, Javier de Rivera y Daniel Rabaneda participaron en la mesa redonda ‘¿Es la moda cuestión de mujeres?’ organizada por ISEM Fashion Business School y que moderó José Luis Díez 

Daniel Rabaneda, Ignacio Sierra, Javier de Rivera y José Luis Díez
“La ‘casualización’ ha aportado mucho a la moda de hombre. Que el traje no sea la única opción, provoca que necesitemos más alternativas”. Así lo afirmó Ignacio Sierra, director corporativo de Grupo Cortefiel, durante la mesa redonda ‘¿Es la moda cuestión de mujeres?’, organizada por ISEM Fashion Business School.  

Los otros participantes del encuentro, moderado por José Luis Díez (Máster ‘09), autor del blog Esmoquin Room de la revista GQ, fueron Javier de Rivera, director general de Gocco; y Daniel Rabaneda, diseñador. 

“El acto de compra se ha ido mudando a las horas de después de trabajar y al fin de semana,  vinculándose así más al entretenimiento”, aseguró Ignacio Sierra. A lo que añadió que “cada vez más, hombres y mujeres van juntos de compras, por lo que se entremezclan costumbres que antes eran  propias de unos u otros”. 

En cuanto a los hábitos de consumo de moda, encuentra que el género masculino es más fiel y repetitivo: “Al hombre le importa mucho la calidad de la prenda y que le siente bien. Es más fiel, pero compra menos veces, entre dos y tres al año. A la mujer, sin embargo, le gusta ‘picotear’. Además, no tiene problema en arriesgar. A ellas les divierte tener un look un día y cambiar al siguiente”.

Detalles de algunos de los asistentes


Moda infantil, diseño y oportunidades 

Por su parte, Javier de Rivera señaló que “más del 90% de las compras de productos de Gocco las realizan mujeres”. “Además, tenemos comprobado que si una madre tiene hijos e hijas, lo primero que hace es comprar para la hija”, destacó.  Y agregó que “a partir de los 8 años, las niñas empiezan a mandar frente a sus mamás, mientras que con los niños esto sucede bastante después”. 

Daniel Rabaneda explicó que empezó a hacer ropa de hombre para diferenciarse: “Cuando comencé había muy pocos diseñadores que trabajasen este género, por lo que lo consideré un buena oportunidad. El hecho de que en España no existiese hasta ahora una semana de la moda masculina, también ha provocado que tenga menos peso que en otros países”. 

Para cerrar la sesión, hicieron hincapié en la importancia del sector: “La moda es una industria que lo tiene absolutamente todo”, apuntó Ignacio Sierra. A lo que Javier de Rivera añadió lo siguiente: “Muchas cosas de este sector son extrapolables a otros. Es increíble lo que ha aportado al campo de la logística o de la gestión de clientes y de experiencias”.