02 octubre, 2012

“Hoy en día todo el mundo tiene claro que la moda es una industria”, afirma Lorenzo Caprile

  -    El modista impartió una conferencia a los alumnos del Máster Ejecutivo en Dirección de Empresas de Moda  

 Lorenzo Caprile


“El debate de si la moda es o no un arte está caduco. Lo que todo el mundo tiene claro hoy en día es que la moda es una industria”. Con estas palabras inició Lorenzo Caprile la conferencia que impartió a los alumnos del Máster Ejecutivo en Dirección de Empresas de Moda de ISEM Fashion Business School-Universidad de Navarra, titulada ‘El taller y la empresa’.  

Lorenzo Caprile en su taller

Durante su charla, explicó la labor de un diseñador paso a paso, desde que la clienta llama al taller, hasta que sale con el vestido: “El trabajo de un modista es un trabajo en equipo. Nosotros funcionamos de una forma muy horizontal. Somos unas 10 personas y, dependiendo de la demanda, recurrimos a más profesionales”, dijo. “A la hora de hacer el diseño, tiene mucha importancia la opinión y el físico de la clienta, que es quien va a llevar el vestido. No tenemos reglas fijas porque todos los días tenemos que resolver algo nuevo; por eso resulta tan divertido”, añadió.  

Tras su introducción, Lorenzo Caprile respondió a las preguntas de los alumnos. Durante el diálogo, contó que la parte en la que más disfruta es el “la prueba” y señaló a "Coco Chanel, Charles James, Yves Saint Laurent, Valentino, Oscar de la Renta o Emanuel Ungaro" como sus referentes.  

Además, aseguró que admira a Inditex, empresa que describe como “la que ha cambiado las reglas de esta profesión” y comentó que “todos los diseñadores tienen sus fuentes de inspiración”.


Lorenzo Caprile durante la conferencia


Sobre Lorenzo Caprile

Amante de la profesión desde sus inicios, siempre tuvo claro que su pasión eran los hilos, los tejidos y el corte perfecto. Se forma como modista en el Fashion Institute of Technology de Nueva York y en el Politécnico Internacional de la Moda de Florencia, consiguiendo, también, una licenciatura en Lengua y Literatura por la Universidad de Florencia.    

En 1986 empieza a trabajar para importantes firmas de moda italianas; pero no será hasta 1993 cuando abra su taller en el madrileño barrio de Salamanca. Es ahí cuando su destreza como modista se alía con su sensibilidad artística, dando lugar a creaciones únicas, con líneas elegantes y atemporales, de remates artesanales y refinados detalles de reminiscencias vintage.    

Especializado en trajes de ceremonia a medida, sus creaciones han desfilado por alfombras rojas, portadas y pasarelas. Pero su nombre, desde hace años, también está unido a la creación de vestuarios para teatro, danza y ópera debido a su otra faceta: la de figurinista, destacando su trabajo para la Compañía Nacional de Teatro Clásico.    

Profesional inquieto y curioso, ha escrito un libro sobre su trayectoria, Vamos de boda, editado por Planeta, y participa habitualmente en mesas redondas y conferencias en las principales instituciones y escuelas de diseño del país.    

Galardonado en 2004 con el premio T de Telva al mejor modista nacional, el suyo es uno de los grandes nombres de la moda española.