15 diciembre, 2015

"La innovación social y la sostenibilidad serán el trabajo del futuro dentro de la industria de la moda"


- Entrevista a Iván Bazán, responsable del programa en Innovación Social, sostenibilidad y reputación en empresas de moda, que comenzará el próximo febrero en ISEM Fashion Business School.



¿Qué es lo que hace diferente al programa en Innovación social, sostenibilidad y reputación en empresas de moda?


El programa es único porque aborda el tema de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) desde una perspectiva completamente transversal e innovadora; desde el análisis del concepto de trazabilidad, hasta la gestión de crisis. En mi opinión, el mercado está ante un cambio de paradigma, ya que se encuentra con un nuevo consumidor, que está mucho más informado, gracias a la tecnología e Internet. También frente a un consumidor más “empoderado”, gracias a su capacidad de influir a través de las redes sociales, y más concienciado en todo lo referente al medio ambiente. Por esto mismo, demanda a las empresas una mayor implicación y gestión ética, tanto dentro de su cadena de valor, como en sus relaciones con todos los grupos de interés o “stakeholders”.

Otro de los factores que lo hacen único, además de que aporta una sólida formación a través del método del caso, es que concluye con un viaje de una semana a Bangladesh, donde los participantes conocerán, sobre el terreno, la cadena de suministro global y todas sus implicaciones.


¿A quién va dirigido?

Lo relevante es que, en realidad, todavía no hay un perfil determinado a quien dirigirse dentro de las empresas porque, de alguna manera, estamos contribuyendo a crearlo. Podríamos estar hablando tanto de personas que ya trabajan en departamentos de comunicación, marketing, etc., que quieren liderar los nuevos proyectos de innovación social, como de personas que han terminado un máster vinculado al mundo de la moda y desean especializarse para abrir nuevas oportunidades laborales. La especialización en innovación social y sostenibilidad será, sin lugar a dudas, el trabajo del futuro dentro de la industria de la moda.


Iván Bazán, responsable de programa en Innovación social

¿Cuáles son las salidas profesionales que puede encontrar una persona que ha hecho el programa?


Las empresas de la industria son conscientes de la importancia que ha adquirido este tema y comienzan a demandar perfiles con formación específica. Saben que, tarde o temprano, tendrán que crear un departamento específico que trabaje, transversalmente, alineando sus estrategias en innovación social con el resto de departamentos.

Aquí, ISEM, como escuela de negocios especializada en la industria de la moda, juega un papel esencial contribuyendo a la formación de esas personas.

¿Por qué orientaste tu carrera hacia la sostenibilidad?

Viví durante cinco años en Bangladesh trabajando para grandes grupos textiles. Fue una experiencia, personal y profesional, que ha marcado mi vida. Conocer el “alma” del sector desde dentro, cómo me gusta denominarlo, el “backstage” del “fast fashion”, en un país con tantas luces y sombras, me hizo concienciarme de la importancia de trabajar en el sector desde otra perspectiva. Ahora puedo aportar mi experiencia y contribuir a la formación y al desarrollo de un conocimiento que sirva de motor del cambio de la industria.

¿Cuál es el peso que tiene la RSC para las empresas de moda?

Hoy en día es más importante que nunca. Detrás de la RSC y de la innovación social se encuentra algo tan crucial como la creación de valores intangibles. Las empresas del sector están posicionando sus marcas sabiendo que el consumidor da cada vez más importancia a la sostenibilidad y a la reputación.



¿Cuál crees que puede ser el recorrido de la sostenibilidad en el sector de la moda?


La sostenibilidad será el “core” de la industria. Sin lugar a dudas, la moda será sostenible o no será.