27 enero, 2014

“Hasta los años noventa, a los museos no se les había ocurrido coleccionar vestidos”, afirma Javier González de Durana

“Fue en los noventa cuando la moda comenzó a entrar en los museos. Hasta entonces, no se les había ocurrido coleccionar vestidos”. Así lo afirmó Javier González de Durana, director del Museo Cristóbal Balenciaga, durante el VII Coloquio Cultural ‘La moda en los museos’, organizado por ISEM Fashion Business School.


Javier González de Durana en la Biblioteca de ISEM

El experto señaló que "la entrada de las grandes corporaciones de moda en estos espacios supuso una brecha dentro del monolitismo museístico”. En esta línea, dijo que “aunque en buena parte de las ocasiones lo que se requiere frente a una obra de arte es silencio y recogimiento, la inyección de espectáculo procedente del mundo de la moda y del cine le viene bien a los museos para sacarles de cierto envaramiento encorsetado que quería entenderse hasta ahora como seriedad”. A lo que añadió que " lo malo no es lo espectacular, sino lo banal”.

Así, también subrayó que “el sistema moda no necesita la legitimidad de los museos, pero sí nuevos escenarios de visibilidad”, e hizo un repaso de algunas de las ventajas que las galerías obtienen con dichas alianzas: “Llegan a un público nuevo, venden más entradas, tienen más difusión, ganan en diversificación temática, renuevan su imagen y refuerzan su percepción de instituciones abiertas”.  

Por otra parte, enumeró varios contras que sobrevuelan estas asociaciones: “Hay acusaciones de comercialización del espacio museístico, oportunismo y cierta frivolidad”. 

Intensa trayectoria profesional

Javier González de Durana es director del Museo Cristóbal Balenciaga desde 2011. Doctor en Filosofía y Letras, es miembro de la Real Academia de las Bellas Artes de San Fernando desde 1995.

Fue director de la Sala de Exposiciones Rekalde entre 1992 y 2001 y, desde marzo de 2001 hasta mayo de 2008, director de la FundaciónArtium, Centro-Museo Vasco de Arte Contemporáneo.

Es autor de numerosos trabajos sobre las vanguardias artísticas bilbaínas de principios de siglo XX y miembro de la Comisión Asesora de Compras de la Colección Artística para el Museo Guggenheim de Bilbao. Asimismo, ha participado como miembro del Comité de Honor de ARCO en sus ediciones de 1997 a 2006, además de comisariar numerosas exposiciones.

Un momento del coloquio cultural con el director del Museo Balenciaga


Los coloquios culturales de ISEM Fashion Business School, abiertos al público general, se proyectan con la finalidad de fomentar e impulsar el conocimiento de la moda en sus más variadas manifestaciones culturales y sociales.