20 enero, 2016

“Más del 50% de los productos de lujo en España son consumidos por turistas internacionales”

Club Financiero Génova e ISEM Fashion Business School organizan una mesa redonda en torno al lujo

Asistentes a la mesa redonda durante un momento del encuentro

Club Financiero Génova organizó, junto con ISEM Fashion Business School, una mesa redonda titulada “La industria del lujo ante el reto del nuevo consumidor” el pasado martes 19 de enero, en la sede del Club Financiero. Tanto los ponentes como el público asistente debatieron sobre la importancia del turismo en este sector, la relevancia de las nuevas tecnologías en el mundo del lujo y los valores asociados a estas marcas como la personalización y excelencia en la aproximación al cliente.

La bienvenida corrió a cargo de Arriate Oroní, directora del Club Financiero Génova. Moderó la mesa Teresa Sádaba, directora de ISEM Fashion Business School, y participaron como ponentes Juan Pedro Abeniacar, Consejero Delegado de  LVMH Perfumes y Cosméticos y Director General para España y Portugal de Christian Dior Couture; Jesús Lorenzo, diseñador de Peletería Groenlandia; y Alejandro Bataller, Vicepresidente de Sha Wellness Clinic.

La directora de ISEM inició la ronda de preguntas haciendo alusión a los datos del último estudio de Bain & Company, los cuales señalan que el sector del lujo supuso un trillón de euros para la economía global en 2015.

Juan Pedro Abeniacar, indicó que el cambio principal en el nuevo consumidor tiene su razón de ser en el mundo digital: “Antes, una imagen valía más que mil palabras; ahora, el vídeo vale más que un millón de palabras”, señaló.

Abeniacar apuntó que “las redes sociales y los smartphones están cambiando el estilo de vida de los consumidores. Por eso, la tendencia será el cliente omnicanal”. Asimismo, se refirió a las marcas de moda como “listas fiables de atributos en el inconsciente”. “Cuanto más emocionales sean estos atributos, más de lujo será el producto o servicio”, añadió.

Jesús Lorenzo explicó que el lujo en la producción de pieles "va de la mano de la personalización y de la trazabilidad". El diseñador, que desfila en la Mercedes Benz Fashion Week Madrid, aseguró que la semana de la moda de Madrid es considerada la cuarta mejor del mundo y que el diseño español es valorado internacionalmente.

Por su parte, Alejandro Bataller definió el lujo como “una forma de satisfacer una necesidad –en este caso la de la buena salud- de manera excelente”. Además, Bataller calificó al nuevo consumidor del sector como “más discreto y digital”.


Alejandro Bataller, Teresa Sádaba, Juan Pedro Abeniacar y Jesús Lorenzo

El sector del lujo es un motor de la economía que se ha visto afectado por la crisis y por la inestabilidad internacional, pero cuyo retroceso toca su fin. En este sentido, Abeniacar aseguró que “el año 2015 fue un año bueno para el lujo” y Bataller cifró el crecimiento en “un 4% en España”.

El turismo internacional juega un papel fundamental en el volumen del negocio, pues más del 50% de los productos de lujo en España son consumidos por turistas procedentes de otros países. China es la nación que más gasta en lujo y supone un tercio de las ventas de la industria en occidente. “El año pasado hubo 120 millones de turistas chinos y se prevé que en el 2020 crezca el número a 200”, según Juan Pedro Abeniacar. En este contexto, lanzó una pregunta al auditorio: "¿Se está trabajando en España para atraer a este tipo de turismo que no está interesado en el sol, ni especialmente en la cultura, sino en las compras”.

Para concluir, Teresa Sádaba añadió que “para que el Made in Spain de esta industria sea fuerte, es importante la profesionalización y la formación específica de las personas que trabajan en moda”.